No queremos que esta publicación sea solamente para la lectura, sino que mueva al cambio interior, al compromiso y a la acción. Por ello, nuestra misión es arrojar la semilla esperando que caiga en tierra buena

 

Por Manuel Zapata, s.j. y Minerva Vitti

Independientemente de que habitemos en la selva, el campo o la ciudad, estamos hechos de Tierra. Su herida actual, que es la nuestra, expresa cómo se han roto las relaciones más vitales: con nosotros mismos, con los demás seres, con Dios, con la Tierra.

        Una de las expresiones más mortíferas de esta ruptura es el modelo extractivista actual, con unas demandas materiales y energéticas mayores a lo que la naturaleza puede regenerar. Al mismo tiempo, se han desencadenado dinámicas exponenciales en todos los frentes: emisión de gases de efecto invernadero en proporciones gigantescas, masificación del uso de energías fósiles, consumo desequilibrado del agua, degradación acelerada de suelos, deforestación, erosión profunda de la biodiversidad, dispersión indiscriminada de productos tóxicos o ecotóxicos. Hablamos de todo un conjunto de impactos y dinámicas que configuran lo que hoy es la condición humana, la irreversibilidad de las modificaciones que afectan la totalidad de la vida¹.

        América Latina es objeto actualmente de una mercantilización exacerbada de la naturaleza con dramáticas consecuencias para sus ecosistemas y poblaciones humanas. En este marco, Venezuela –y específicamente la región amazónica– constituye un escenario estratégico de primera importancia en el que los estragos causados por ese proceso de acumulación ponen en grave peligro la sostenibilidad de su trama de vida². 

           A más de seis años de la creación de la “Zona Estratégica de Desarrollo Nacional  “Arco Minero del Orinoco” (Decreto 2.248), la región al sur del Orinoco,  que comprende los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, ha ido experimentando nefastas dinámicas extractivistas sin precedentes, signadas por el desarrollo exponencial y descontrolado de prácticas de minería legalizada, informal e irregular que han afectado a toda la región, conllevando graves impactos socioambientales y la vulneración de los derechos humanos de las poblaciones indígenas y locales³.

          Ante este panorama tan desolador cabe la pregunta de cómo podemos cambiar y ser buenos custodios de la naturaleza, entendiendo nuestras limitaciones y fortalezas –lo que podemos hacer desde nuestros espacios– ante la diversidad de actores y poderes que participan en esta destrucción de la vida.

       La primera conversión ecológica tiene lugar a nivel personal pero, como señala el papa Francisco, una conversión comunitaria es igualmente importante: “Los problemas sociales deben ser abordados por las redes comunitarias y no simplemente por la suma de buenas acciones individuales […] La conversión ecológica necesaria para lograr un cambio duradero es también una conversión comunitaria” (Laudato Si’ 219)⁴.

 

            En Laudato Si’ (220), el papa Francisco comparte las actitudes y los cambios en nuestro interior que pueden derivarse de una conversión ecológica: gratitud y gratuidad (reconocimiento de que el mundo es un don amoroso de Dios), generosidad en el sacrificio y las buenas obras, conciencia amorosa de una comunión universal con el resto de la creación, mayor creatividad y entusiasmo para resolver los problemas del mundo, un sentimiento de responsabilidad basado en la fe⁵.

      Todo lo anterior resume el espíritu del libro Salvar la vida en la Tierra. Hacia la conversión ecológica (Ediciones Fundación Centro Gumilla, 2023), una publicación que nació de una serie de   encuentros o talleres formativos que precisamente buscaban la transformación de nuestras mentes y corazones hacia un amor mayor y la reconstrucción de estas relaciones hacia nosotros mismos, los demás seres, Dios, la Tierra y, en consecuencia, en el actuar para sanar y renovar esta única Casa Común de la que somos parte.

La semilla del libro

Entre 2021 y 2022, en la Fundación Centro Gumilla nació la idea de crear unos talleres que apuntaran a la conversión ecológica. Era nuestra forma de aportar desde uno de nuestros dones –la formación– al desarrollo de la cuarta Preferencia Apostólica Universal (PAU) de la Compañía de Jesús y la quinta opción del Plan Apostólico 2021/2026 de la Provincia de Venezuela (PAPV), que contienen el llamado del papa Francisco a través de un camino formativo que vaya desde el interior de la persona hacia afuera.

Anderson Guerrero

        Comprendimos que lo que buscábamos no podía resultar en un seminario de un día entero sino de una práctica cotidiana. Por esta razón, iniciamos un discernimiento entre organizaciones de la Iglesia católica y de la sociedad civil venezolana para unir esfuerzos y ofrecer una alternativa formativa en ecología integral a laicos, religiosos, seminaristas, sacerdotes y personas no creyentes. En este sentido, participaron representantes del Observatorio de Ecología Política de Venezuela, Obras Misionales Pontificias, Red Eclesial Panamazónica-Capítulo Venezuela, Centro para la Reflexión y la Acción Social (Cerlas), Todos por el Futuro y la Fundación Centro Gumilla.

       La experiencia formativa piloto fue realizada en el Noviciado Jesuita San Pedro Claver de Caracas. A través de cinco encuentros –espaciados por días o semanas– los participantes, acompañados por los facilitadores, reflexionaron sobre las estructuras de poder que orientan este modelo de desarrollo actual. Del mismo modo, se adentraron en los saberes de los pueblos indígenas que contienen un gran tesoro cultural al estar enlazados con la naturaleza, tener un fuerte sentido comunitario y advertir con facilidad nuestras sombras, que no reconocemos en medio del pretendido progreso⁷.

     Los temas formativos y sus facilitadores fueron: Transformación del conflicto en la Amazonía venezolana mediante la construcción de paz, César Romero (Cerlas);  Terrenos de la Tierra (Gn 2,7), Pedro Trigo, s.j. (Centro Gumilla), Hermana Madre Tierra. Aportes desde la ecoteología ante la crisis climática, José Luis Andrades, IMC (Obras Misionales Pontificias); El Beta Climático: experiencias de trabajo comunitario y formación de líderes juveniles en torno al cambio climático en Venezuela, Karina Estraño (Todos por el Futuro); Alternativas al extractivismo: la búsqueda necesaria de nuevos horizontes societales, Francisco Javier Velasco y Liliana Buitrago (Observatorio de Ecología Política de Venezuela). Cada uno de estos espacios estuvo guiado por los elementos del planeta –el agua, la tierra, el aire y el fuego– a través de los momentos de oración que diseñó y guió Ennymar Bello (Red Eclesial Panamazónica-Capítulo Venezuela). Con la ayuda de todos ellos avanzamos en el desarrollo teórico del tema, la metodología y, al mismo tiempo, nos adentramos en la consciencia de cómo estas fuerzas naturales son parte de nuestros cuerpos.

Anderson Guerrero

 

El tallo y sus hojas

Desde el inicio de estas formaciones pensamos en sistematizar la experiencia en un libro donde pudiéramos incorporar los contenidos y las metodologías utilizadas, con el objetivo de que más personas pudieran desarrollar la experiencia en otros espacios. Es así como la estructura del texto sigue el método teológico-pastoral VER, JUZGAR y ACTUAR  que, a su vez, se divide en encuentros con un esquema básico que facilita la interiorización personal y la motivación de los participantes a la acción pública o política. Son tres momentos y cinco encuentros.

         El VER es el momento del análisis de la realidad socioambiental venezolana y, en particular, de la Amazonía. El JUZGAR es el momento en que se emplean elementos teológico-bíblicos, hermenéuticos y ancestrales para discernir lo que más conviene a un modo concreto de actuación en relación con el cuidado de la Casa Común. Y el ACTUAR son las alternativas posibles ya realizadas o por realizar de una ecología integral. Se trata de un proceso concreto orientado a la conversión de personas o colectivos. En cada momento ofrecemos, al menos, un encuentro que está compuesto, a su vez, de una oración, un artículo teórico (con una bibliografía nutrida para profundizar en el tema) y su respectiva metodología, que es una sugerencia del autor del artículo para abordar el tema en un taller.

Los frutos

No queremos que esta publicación sea solamente para la lectura, sino que mueva al cambio interior, al compromiso y a la acción. Por ello, nuestra misión es arrojar la semilla esperando que caiga en tierra buena. Es tiempo de arrancar los estilos de vida que no ayudan a una vida sostenible y derribar las posturas egoístas, porque el daño que hacemos a la Madre Hermana Tierra se nos devuelve a nosotros mismos. Es tiempo también de plantar una conciencia nueva que genere esperanza y que nos lleve a una nueva espiritualidad que nos permita ver que todo está interrelacionado, es decir, que formamos parte de un tejido de relaciones con todos los seres creados, y cuyo principio es Dios. Esperamos que este libro contribuya a este propósito.

Ficha técnica:

Título: Salvar la vida en la Tierra. Hacia la conversión ecológica.

Coordinadores editoriales: Manuel Zapata, s.j., Minerva Vitti.

Autores: César Romero, Pedro Trigo, s.j., José Luis Andrades, IMC., Karina Estraño, Francisco Javier Velasco, Liliana Buitriago, Ennymar Bello.

Páginas: 169.

Editorial: Fundación Centro Gumilla.

Año: 2023.

*Exdirector del Centro Gumilla y excoordinador del Apostolado de Justicia Socioecológica de la Compañía de Jesús en Venezuela.

**Periodista venezolana. Es parte del área de investigación de asuntos indígenas, justicia socioambiental y ecología de la Fundación Centro Gumilla. Fue jefe de redacción de la revista SIC (2013-2018). Autora del libro La fuerza del jebumataro. Historias de despojo y fortaleza de la Venezuela indígena (abediciones, 2019).

Notas:

    1. VELASCO, Francisco Javier y BUITRAGO, Liliana (2023): “Alternativas al extractivismo: la búsqueda necesaria de nuevos horizontes societales”. En: Salvar la vida en la Tierra. Hacia la conversión ecológica. Ediciones Gumilla.
    2. Ibidem.
    3. ROMERO, César (2023): “Transformación del conflicto en la Amazonía venezolana mediante la construcción de paz”. En: Salvar la vida en la Tierra. Hacia la conversión ecológica. Ob.cit.
    4. Movimiento Laudato Si’: https://laudatosimovement.org/es/news/que-es-una-conversion-ecologica-es-news/
  • Ibidem.
  1. La cuarta PAU es “Colaborar con el cuidado de la Casa Común” y la quinta opción del PAPV es “Colaborar en el cuidado de la Casa Común construyendo modelos alternativos de vida basados en el respeto a la creación y un desarrollo sostenible”.
  2. “Querida Amazonía” [en línea] https://www.vatican.va/content/francesco/es/apost_exhortations/documents/papa-francesco_esortazione-ap_20200202_querida-amazonia.html