Scroll Top
Edificio Centro Valores, local 2, Esquina de la Luneta, Caracas, Venezuela.

¿Es cierto que actualmente hay un mayor número de venezolanos retornados?

gettyimages-822435000_Venezuela(1)

Por Marcos Aldana

Según cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, a la fecha existe un total de 6 millones de venezolanos, es decir, un 20 % de la población, en situación de desplazados o migrantes, motivados por la crisis humanitaria compleja que atraviesa nuestro país desde hace varios años.

Como en todo proceso de desplazamiento, para la persona desplazada la permanencia en el extranjero suele requerir de la posibilidad de adaptarse al nuevo entorno, del poder obtener una fuente de ingresos suficiente para cubrir necesidades propias y familiares, así como también de la regularización del estatus legal. Lamentablemente, pese a las circunstancias particulares de cada caso en concreto, la pandemia por COVID-19 trajo consigo una grave crisis económica y sanitaria en la región, quien acoge a un 86 % de los migrantes venezolanos, lo cual aunado a la leve mejoría económica que ha estado percibiéndose en el país, ha generado un aumento en el índice de venezolanos retornados al país.

No obstante, pese que los medios de comunicación y el Estado han hecho avances en crear una matriz tendiente a considerar el retorno de venezolanos como un fenómeno de impacto, según cifras de ACNUR, para 2020, solo 50 mil venezolanos habían retornado al país, mientras que, desde ese mismo año, a la fecha actual, según el portal R4V, pasamos de 5.4 millones de migrantes, a un aproximado de 6.11 millones, lo cual supone casi un 10 % de aumento en menos de dos años, derrumbando la idea de que la crisis humanitaria compleja ha sido superada y que el retorno es masivo.

¿Cómo se vive esto en Caracas? ¿Se percibe este fenómeno?

Caracas al ser capital del país, es una de las ciudades que mayor número de desplazados expulsa al extranjero. Actualmente, hemos percibido algunos casos de personas retornadas quienes por lo general no pudieron regularizar su situación en el país de acogida y llegan al país con graves dificultades a nivel económico y legal.

¿Cuáles son los vacíos principales de vulnerabilidad de los retornados y de las personas dejadas atrás en Caracas?

En cuanto a los retornados, además de lo relativo al desempleo, motivado por la escasez de fuentes de empleo formales, hemos observado casos de personas (por lo general quienes hacían vida en el extranjero de forma irregular) que han constituido familia en el extranjero, pero que por temor a la deportación o a las sanciones legales derivadas de su irregularidad, además del cierre de los consulados venezolanos en varios países, no acudieron frente a las autoridades civiles para gestionar los trámites de identidad de los Niños Niñas y Adolescentes (NNA), razón por la cual existen casos de niños en riesgo de apatridia.

En cuanto a los dejados atrás, en Caracas suelen existir dos poblaciones en extremo vulnerables en esta situación, como lo son los NNA y los adultos mayores. Ambas poblaciones, por lo general, tienen dificultades en el acceso a la alimentación y la salud, sin embargo, la situación de los NNA resulta ser en extremo más compleja pues al no contar con los padres (únicos llamados a ejercer la patria potestad) ven vulnerados sus derechos más básicos.

¿Cuál es la población que atiende el JRS en Caracas? ¿Y cuáles son los énfasis de la acción del JRS Caracas?

El JRS Caracas se ha preocupado por atender a los más vulnerables entre los vulnerables, con especial énfasis en la población dejada atrás, personas retornadas, desplazados internos y aquellos quienes desean emprender el proceso de migración para garantizar un proceso informado y seguro.

En la actualidad, para Caracas son prioritarios los temas de seguridad alimentaria, asistencias de salud, educación y atención psicosocial en las poblaciones beneficiarias.

¿Qué mensaje daríamos a los venezolanos en el extranjero que quieren regresar o que piensan retornar a Venezuela? ¿Qué cuidados a nivel jurídico habría que tener?

Personalmente, les diría que siempre son bienvenidos a su país, cada caso es muy particular y nadie puede juzgar el hecho de volver; en definitiva, tanto irse, quedarse, o regresar, implican un reto para todos. A nivel jurídico, les aconsejaría acudir a alguna ONG especializada en temas de migración en sus países de acogida, lo cual les permita adelantar cualquier trámite que les quede pendiente en dicho país, como, por ejemplo: lo relativo a la presentación frente a la autoridad civil de los NNA, si fuere el caso.

Adicionalmente, el consejo siempre es a ingresar al país de forma regular, a través de las fronteras legalmente constituidas, y evitar a toda costa el acceso por vías alternas pues los riesgos suelen ser muy altos y las consecuencias pueden entorpecer el proceso de retorno.

Entradas relacionadas

Nuestros Grupos