Scroll Top
Edificio Centro Valores, local 2, Esquina de la Luneta, Caracas, Venezuela.

Bienvenido el acuerdo social, pero con garantías y transparencia

AP Photo _ Natacha Pisarenko

Por Alfredo Infante, s.j.

Desde Signos de los Tiempos saludamos la firma del “Acuerdo Parcial para la Protección Social del Pueblo Venezolano”, efectuada el pasado 26 de noviembre de 2022 entre representantes del gobierno de Maduro y la Plataforma Unitaria, en el marco del proceso de diálogo y negociación instalado en México para la búsqueda de una solución pacífica al conflicto venezolano.

Nos parece relevante que se haya acordado una ruta para responder a las áreas críticas de esta emergencia humanitaria compleja que afecta la cotidianidad de nuestro pueblo, como salud, electricidad, nutrición y educación. Creemos clave, también, priorizar la recuperación del servicio de agua potable.

Ahora bien, dado el clima de desconfianza que existe en el cuerpo social respecto a los actores políticos, saludamos –de igual modo– la solución de que los fondos que cubrirán las inversiones asociadas al acuerdo sean ejecutados a través de la Organización de Naciones Unidas (ONU); sin embargo, consideramos de vital importancia que los mecanismos de participación y control estén muy claros, de modo que la sociedad civil pueda hacer contraloría y garantizar así que dichos recursos cumplan su cometido y no se queden en la burocracia de las agencias de la ONU y, mucho menos, en la estatal.

Advertimos, también, dado que estamos inmersos en un clima preelectoral, la necesidad de que estos fondos no sean instrumentalizados con fines políticos, como ha sido costumbre con otros recursos. Será conveniente una estrategia comunicacional que informe sobre el origen y destinos de estos dineros para evitar cualquier ambigüedad al respecto.

Estamos en Adviento, tiempo de conversión. Nos preparamos para recibir y acoger la luz de la salvación. Esperamos que, en medio de tanta tragedia, seamos capaces de reencontrarnos a favor de la vida. Que el Emmanuel, Dios con nosotros, conmueva nuestras entrañas y podamos responder a las necesidades de los venezolanos, sobre todo los más necesitados.


Fuente:

Este artículo ha sido originalmente publicado en el Boletín del Centro Arquidiocesano Monseñor Arias Blanco N° 167, del 25 de noviembre al 1 de diciembre de 2022. https://mailchi.mp/

Entradas relacionadas

Nuestros Grupos